Libro del mes en Vida Nueva: 'Inteligencia moral', de PPC

El servicio de compra online sigue funcionando. Los pedidos se sirven en los plazos habituales

 

Luis Fernando Vílchez en colaboración con Jacqueline Glaser


JOSÉ MANUEL CAAMAÑO LÓPEZ.- Hace más de treinta años que el profesor de la Universidad de Harvard H. Gardner propuso su modelo de las inteligencias múltiples y, a pesar del tiempo transcurrido, no ha perdido su actualidad. Se trata de un modelo científico bien fundamentado, cuyas aplicaciones resultan sugerentes también en el ámbito educativo, moral y social, porque además ya contemplaba los distintos niveles de cada inteligencia y su dinamismo. Pero entre las ocho inteligencias señaladas originalmente por Gardner no se encontraba la inteligencia moral; aunque posteriormente se planteó la posibilidad de su realidad, lo hizo sin decantarse del todo a favor de su existencia, dado que no veía con claridad que pudiera cumplir los criterios que él mismo determina para la validez de una u otra inteligencia.

    Es aquí donde 'Inteligencia moral. Perspectivas', de L. F. Vílchez, da un paso hacia delante, no solo posicionándose claramente a favor de la existencia de una inteligencia moral con validez científica, sino también ofreciendo propuestas que muestran su relevancia actual. De hecho, llega a decir –refiriéndose a Gardner– que “si aplicara sus propios métodos y criterios para la validación de una inteligencia específica al caso de la inteligencia moral, encontraría serias dificultades para no admitirla” (p. 70).

    ¿Y qué es la inteligencia moral? El profesor Vílchez la define así: “La capacidad para razonar en términos de bondad, de lo bueno y justo, de lo que es mejor, de lo que más humaniza, de lo que nos hace mejores; es la capacidad para discernir lo que es debido en cada momento, razonando y argumentando; es una capacidad cognitiva que, ayudada de la habilidad emocional y social, impulsa a la acción buena, a lo mejor en cada caso. Es la capacidad para resolver dilemas y problemas morales” (p. 71).

    Así, la inteligencia moral asume las bases éticas y antropológicas del comportamiento, pero vinculadas directamente con la necesidad que tenemos de tomar decisiones en cada momento. De ahí que el autor establezca una vinculación muy directa entre inteligencia moral y discernimiento, que aunque tiene que ver con las habilidades personales de decisión, siempre debe estar orientado hacia el mayor bien posible. En el fondo, la inteligencia moral sería un concepto integrador de prácticamente todos los elementos que conforman la vida moral.

    Proyecto educativo

    Una de las cosas más interesantes es la importancia que el autor da a la formación de esa inteligencia moral. No en vano, es un psicólogo con experiencia tanto en la práctica clínica como en la pedagógica. Por eso, después de presentar la teoría de la inteligencia moral, se adentra en sus oportunidades de cara al mundo educativo en un contexto marcado por las nuevas tecnologías (videojuegos, dispositivos móviles…). Incluso se atreve a lanzar una propuesta para un posible proyecto educativo para el desarrollo de la inteligencia moral.

    A continuación, propone incorporar la formación de la inteligencia moral como forma de evitar la desconexión moral (Bandura) que afecta a tantos ámbitos de la vida actual, para terminar analizando las propuestas de otros autores que pueden resultar complementarios (Habermas, Vidal, Cortina, Nussbaum o Morin).

    La obra se inicia con dos capítulos de J. Glaser dedicados a Piaget y Köhlberg, presentes en la base de la propuesta de Vílchez, dado que son autores que han mostrado con claridad la importancia que los hábitos de reciprocidad –más que el deber y la obligación– tienen en la formación moral de los niños. El texto se cierra con una síntesis de su propuesta.

    Un libro, en definitiva, que a lo largo de sus siete capítulos va mostrando la importancia de buscar y favorecer modos de formar la inteligencia moral de las personas para poder tomar decisiones con sabiduría, esto es, orientadas siempre a lo mejor posible y buscando evitar el naufragio moral y vital que siempre nos acecha.

    Lo recomiendo por…

    Es una obra que propone la educación de la inteligencia moral como antídoto ante la posibilidad del naufragio vital.

     

    Publicado en el número 3.025 de Vida Nueva.

     

    Contenidos relacionados

    Inteligencia moral, Luis Fernando Vílchez, PPC
    Evento
    14/03/2017 - De 19:30 hasta 20:30
    Universidad Pontificia Comillas (Sala de Conferencias)
    Calle de Alberto Aguilera, 23, 28015 Madrid, España

    La editorial PPC tiene el placer de invitarle a la presentación de ' Inteligencia moral. Perspectivas ', de Luis Fernando Vílchez .

    En el acto intervendrán:

    Ana García-Mina... leer más